La Barcelona moderna nació en el Eixample, ideado por el ingeniero y urbanista Ildefons Cerdà. El distrito es fruto de uno de los momentos de mayor esplendor de la historia de la ciudad, cuando se configura definitivamente como el motor de la Cataluña contemporánea y rompe con el pasado medieval, derribando las murallas a mediados del siglo XIX. La mejor expresión creativa de este periodo es el estilo arquitectónico modernista, que impregna el barrio, con una acumulación de edificios de gran valor patrimonial que, bajo el reinado de la Sagrada Familia, lo convierten en un conjunto sin igual en Europa. Edificios como la Casa Batlló, la Pedrera o la Casa Amatller hacen de esta zona una de las más visitadas de la ciudad.

 

panoramica_catalunya_barcelona_eixample
Vista aérea del ‘Eixample’, ideado por Ildefons Cerdà

 

Con su plan urbanístico, Ildefons Cerdà diseñó una ciudad con una estructura de cuadrícula, abierta e igualitaria, donde no se diferencian unos barrios de otros y los servicios públicos se reparten uniformemente por todos los rincones. Una ciudad para vivir, que evita el amontonamiento de casas tradicional de la vecina Ciutat Vella.

 

El barrio del Eixample se convirtió en el barrio acomodado de la ciudad y actualmente, es el más poblado de la ciudad y de España, en términos absolutos.

 

Se convirtió en el barrio de residencia de la burguesía catalana y, la actividad económica del sector terciario se fue ubicando en la zona cada vez con más fuerza: comercios, oficinas, sedes de empresas, cines, teatros, restaurantes… especialmente en su zona central y entorno al Paseo de Gracia, una de las calles más lujosas y comerciales del país y del mundo.

 

Las calles colindantes al Paseo de Gracia también tienen una gran actividad comercial, y en ellas se ubican algunos de los comercios y establecimientos más emblemáticos de Barcelona, que son visitados tanto por el público local como por la infinidad de turistas de todo el mundo que acuden a la ciudad atraídos por su interés comercial.

 

Fachada de Zerbas Barcelona
Fachada de nuestro tienda en pleno ‘Eixample’

Con más de 15.000 establecimientos, el Eixample es un distrito con una oferta comercial de lo más diversa y de mucha calidad. El comercio de barrio está vivo y muy activo. El distrito acoge casi el 25% de todos los comercios de la ciudad. Puedes encontrar todo tipo de productos en las diferentes asociaciones y ejes comerciales y en los mercados municipales, de gran tradición también. Todos ellos constituyen una red comercial que hace de este territorio un emplazamiento idóneo para disfrutar de la experiencia de la compra desde la proximidad del barrio.

 

Uno de estos establecimientos es el nuestro. Zerbas lleva más de 50 años en el barrio, contribuyendo a incrementar esa actividad comercial de la zona, ofreciendo productos especiales y acercándose a sus clientes de una forma cercana y personalizada que hace que ya formemos parte de la tradición comercial del barrio.

Comenta

tu correo electrónico no será publicado. Campo requerido *

Comentos *