nuestro-servicio-home

 

La moda en piel tiene sus raíces en la prehistoria. Hacemos un recorrido de su evolución a lo largo de la historia.

 

Si tuviéramos que situar en la historia el momento en el que aparecen las pieles como prenda de vestir, éste sería la prehistoria. Usar pieles de animales era la mejor forma de proteger el cuerpo contra el frío, debido a su capacidad para mantener el calor en el cuerpo y también por su durabilidad, ya que con el mantenimiento adecuado podrían durar toda la vida.

 

A partir de la Edad Media serían las prendas favoritas de reyes y nobles, adquiriendo la denominación de «prendas de lujo», que se ha mantenido hasta la actualidad. A pesar que en la época moderna y con la industrialización surgieran materiales sintéticos para fabricar abrigos y prendas más económicos, la moda en piel siempre ha estado presente en los armarios de las personas más elegantes y glamurosas.

 

Además, los indígenas y nativos, que siguen las tradiciones arraigadas en sus distintas tribus, usan todavía pieles como parte importante de su vestuario, como los esquimales del Ártico. La piel también forma parte de vestimentas tradicionales en distintos países, como Rusia y Japón.

 

Todos tenemos en mente a las modernas «flappers» con sus maravillosos abrigos de pieles, sus tocados y sombreros y sus inconfundibles vestidos Charleston; o a las estrellas del Hollywood de los años 50 que lucían fuera y dentro de la pantalla abrigos de pieles con exquisito gusto, como Sofía Loren o Ava Gardner.

 

Las prendas de piel son atemporales y se pueden customizar, transformar y adaptar a cada temporada y a las tendencias de la moda del momento.

Comenta

tu correo electrónico no será publicado. Campo requerido *

Comentos *